El maltrato o abuso físico infantíl

 

8814119129 0c679d60ef
Se define como «cualquier acción no accidental por parte de los padres o cuidadores que provoque daño físico o enfermedad en el niño o le coloque en grave riesgo de padecerlo».[

]

Los indicadores típicos del abuso físico en un menor son las magulladuras o moretones en diferentes fases de cicatrización y de forma extendida en diferentes partes del cuerpo; las quemaduras con formas definidas; las fracturas de nariz o mandíbula, o en espiral de los huesos largos; las torceduras o dislocaciones; las heridas o raspaduras en la cara y la parte posterior de las extremidades y torso; señales de mordeduras humanas; cortes o pinchazos; lesiones internas (en el cráneo o cerebro, síntomas de asfixia...).

El  abuso  de  menores  consisten  en  varios  elementos y  se  enfatizan   en  dos  ideas  principales la  cuales  son: la  asimetría  de  edad  y  el abuso  de  poder. La  asimetría  en  edad  se  refiere  en  la  diferencia  de  edad  que  hay  entre  el   agresor  y la  víctima  mientras  que  el  abuso  de  poder  es  un  factor  necesario  para  el  abuso  infantil; ya  que  el  mismo  implica  miedo  y  obtiene  un  rol  dominante  en el  ámbito  social. El  abuso  al  poder  se  obtiene  por  medio  de  las  experiencias  y  la  madurez  del  agresor. Por  esta  razón la  asimetría  de  edad  se  convierte  en  un  factor  en  el maltrato  infantil ; ya que  por  medio de  la  edad  se  pueden  descifrar  los  niveles  de  experiencia, madurez  y  sobre  todo  de  malicia  del  agresor.

 

Fuente:  Informe Mundial contra la violencia de niños y niñas 

 

Otros artículos de los Derechos humanos 


 

 

 

 

 

 

Servicio al Cliente:
Colombia: [571] 508 21 48 Bogotá - [574] 444 77 33 Medellín 

E-mail: info@e-iconex.Com

coaching-ontologico
 
coaching-sin-fronteras
 
2018  Consciencia Global  globbersthemes joomla templates